Brechas y soluciones

Por Wilfredo Bacian
Presidente Programa PER Descubre Tamarugal.

En columnas anteriores hemos comentado sobre la transformación que ha sufrido la actividad turística en la última década. La tecnología, las nuevas tendencias, plataformas y preferencias, han modificado la forma de abordar el turismo de intereses especiales a nivel mundial.

En nuestra región de Tarapacá, no es la excepción. Como Programa Estratégico Regional de Turismo (PER), Descubre Tamarugal, iniciativa coordinada e impulsada por Corfo, estamos trabajando intensamente para subsanar las brechas que detectamos en esta materia a través de 100 encuestas y 24 talleres que se realizaron entre representantes del sector público, privado, la academia y las comunidades, en el año 2014, una vez que la Subsecretaria de Turismo y Sernatur, priorizaran los destinos de esta iniciativa, a través del programa Foco Destino.

Estas brechas están relacionadas con una oferta escasa y poco sofisticada, es decir, una ligera puesta en valor del patrimonio cultural y las áreas silvestres protegidas. Además de una baja inversión privada; falta de inteligencia de mercado; débil posicionamiento de la oferta del Tamarugal; capital humano poco especializado; escasa transferencia de innovación, desarrollo e investigación al turismo y bajo nivel de coordinación y asociatividad.

Otro factor que incide en estas brechas es la informalidad de los emprendimientos y empresas turísticas. Las razones son diversas desde el hecho que en algunos casos, la empresa es demasiado pequeña como para iniciar actividades en el SII; el desconocimiento en general; el no observar un beneficio directo en registrarse; el costo del proceso desincentivado por la burocracia del mismo o las normativas actuales que no considera las diferencias entre los territorios rurales y urbanos, principalmente en la regularización del agua potable y alcantarillado.

Como PER Descubre Tamarugal, estamos abordando estas realidades. En conjunto con la Gobernanza de nuestro programa estamos en proceso de iniciar dos mesas de trabajo. Una que denominamos Mesa de Áreas Silvestres Protegidas, que busca precisamente revisar las delimitaciones de los territorios particularmente en el Salar del Huasco y en el Parque Nacional Volcán Isluga y coordinar acciones para atracción de oportunidades de inversión para el Tamarugal. La segunda, la hemos denominado Mesa de Regularización y pretende mejorar aspectos relacionados con la informalidad y convocar a las entidades públicas y privadas para normalizar estos aspectos.

La tarea es ardua, por ello convocamos a todos los actores públicos, privados, la academia y a la comunidad a trabajar en conjunto para que el turismo, considerado una palanca de desarrollo económico, permita que el territorio crezca y se desarrolle, y por cierto, que el turista disfrute de experiencias únicas asociadas a la aventura, gastronomía, patrimonio, cultura ancestral, termas y bienestar, que sólo ofrece la provincia del Tamarugal.